Pollo en salsa con zanahorias y champiñones

¡¡Hola chic@s!!

Hoy os traigo un guiso de pollo en salsa con zanahorias y champiñones, un plato tradicional que tiene mil maneras de prepararse, ésta es la que comía siempre en mi casa. Es un plato sencillo y apetitoso, que le suele gustar a todo el mundo.

A este guiso le he añadido patatas, pero otra opción es acompañarlo de un poco de arroz blanco cocido aparte y usado como guarnición o también unas patatas fritas, eso ya va en gustos.

Pollo en salsa con zanahorias y champiñones

Ingredientes(4-5 personas):

  • 1 pechuga de pollo entera
  • 4-5 zanahorias
  • 3 cebollas
  • un diente de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de caldo de pollo o 1 pastilla de concentrado
  • Una bandeja de champiñones  o 1 bote de champiñones en lata
  • un poco de harina
  • sal
  • AOVE
  • pimienta
  • patatas(opcional)
Preparación
  1. En primer lugar pelamos y troceamos las cebollas y laminamos el ajo. El tamaño de los trozos depende un poco de si nos gusta notarla o preferimos que pase desapercibida, en cuyo caso lo mejor sería triturarla con batidora, a mi no me importa notarla así que la dejo en trozos.
  2. A continuación ponemos un poco de aceite en una sartén y ponemos a pochar las cebollas junto al diente de ajo.
  3. Mientras que se pocha la cebolla y el ajo, limpiamos y troceamos las zanahorias.
  4. Si hemos optado por champiñones crudos los lavaremos para quitarle los restos de tierra y reservamos.
  5. Cuando la cebolla esté transparente añadimos las zanahorias y los champiñones y sal al gusto y dejamos que se ablanden un poco. Tampoco hace falta cocinarlas del todo porque se terminarán de hacer en la olla con todo junto. Reservamos.
  6. A continuación troceamos la pechuga de pollo en trozos ni muy grandes ni muy pequeños, el tamaño ideal es el que te eches a la boca de una cucharada.
  7. Enharinamos y salpimentamos los trozos de pollo y los vamos marcando en la sartén. No hace falta cocinarlos mucho, sólo marcarlos para no echarlos crudos a la olla. Reservamos
  8. En una olla ponemos las verduras, el pollo (la patata troceada si queremos) y añadimos el vaso de vino blanco, un vaso de caldo de pollo o bien un vaso de agua templada y una pastilla de concentrado de pollo (tened cuidado entonces con la sal que vais echando, ya que las pastillas son muy saladas). El líquido debe cubrir los ingredientes. Si vemos que le falta líquido podemos añadir un poco más de agua.
  9. Dejamos cocer a fuego medio tapado hasta que veamos que tanto la zanahoria como la patata están bien hechas (aprox 25 minutos).
  10. Por último probamos el caldo y rectificamos de sal si es necesario.
  11. ¡A disfrutar!
¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario