Quiché de espinacas, champiñones y queso roquefort

¡Hola chic@s! Hoy os traigo una quiché de espinacas, champiñones y queso roquefort, un plato vegetariano, fácil de preparar e ideal para una cena, una comida para llevar o si tienes invitados.

Este plato es una buena opción para tomar verduras, vitaminas y hierro, sobre todo para aquellos que no seáis muy amigos de las verduras.

Se puede cambiar el relleno de la quiché para adaptarlo a los alimentos que más os gusten.

En cualquier caso, esta receta es una buena idea para preparar un plato rápido, fácil y casero.

Quiché de espinacas, champiñones y queso roquefort

Ingredientes para preparar la quiché de espinacas, champiñones y queso roquefort

  • 1 paquete de masa brisa
  • 400 gr. de espinacas congeladas
  • 1 bandeja de champiñones, enteros o laminados
  • 1 cebolla
  • 200 ml. de leche evaporada ideal
  • 3 huevos
  • 100 gr. de queso rallado
  • 50gr. de queso roquefort
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Orégano
  • Tomates cherry para decorar
  • AOVE
  • Mantequilla para engrasar el molde

 

Preparación de la quiché de espinacas, champiñones y queso roquefort

  1. Encendemos el horno para precalentarlo a 180º.
  2. En un molde circular untaremos con mantequilla todo el molde y colocaremos la masa, presionamos ligeramente en los bordes todo alrededor y pincharemos el fondo. Seguiremos las instrucciones del fabricante que, en algunos casos, recomienda dorar la masa sola unos 10-15 minutos antes de añadirle el relleno.
  3. Empezamos cocinando la cebolla picada en una sartén a fuego bajo con un poco de aceite y sal, hasta que la cebolla esté transparente.
  4. Limpiamos muy bien los champiñones de restos de tierra y los añadimos a la sartén cortados a trocitos.
  5. Cocinamos durante unos 6 o 7 minutos hasta que veamos que se hacen bien.
  6. Si usamos espinacas congeladas las tendremos que preparar a parte para que no se nos agüe el sofrito. Una vez preparadas, las añadiremos a la mezcla de cebolla y champiñones y lo tendremos a fuego medio todo junto unos minutos para que se mezclen bien los sabores. Otra opción es usar espinacas de bote, estas ya vienen cocidas, con lo que simplemente con escurrirlas bien las podremos añadir al sofrito. Y si queréis usarlas frescas pues primero las preparáis como en el caso de las congeladas y ya luego las añadís.
  7. En un bol batiremos los huevos y añadiremos la leche ideal, lo mezclaremos todo bien.
  8. Luego añadiremos el sofrito de verduras al bol y mezclamos suavemente todo.
  9. Salpimentamos y añadimos un poco de orégano.
  10. Vertemos la mezcla sobre la masa y le echaremos por encima el queso rallado y trocitos de queso roquefort.
  11. Cortamos los tomates cherry por la mitad y colocamos por la mezcla.
  12. Quiche
  13. Horneamos unos 30-35 minutos a unos 180 grados, si tenemos dudas podemos pinchar con un palillo a ver si sale limpio y entonces es que estará bien cuajada.
  14. Por último, sacamos del horno y dejamos enfriar.
  15. ¡A disfrutar!
Un comentario Añade el tuyo

Deja un comentario