¡¡Muy buenas cocinillas!! Parece que el frío ha vuelto esta semana, después del tiempo tan bueno que tuvimos la semana pasada… Y no sé a vosotros, pero a mí a estos días me apetece mucho un buen plato de cuchara, como este marmitako de bonito.

Puede que el marmitako de bonito sea el plato de cuchara que más me gusta del mundo mundial (junto con el arroz, patatas y bacalao de mi madre, que también se merece una entrada). Y mira que es un plato bien sencillo, tan solo tienes que preocuparte de tener una buena materia prima, porque el resto es prácticamente coser y cantar.

¿Quieres saber cómo prepararlo? Te llevará una horita más o menos (si ya tienes el caldo de pescado, claro 😀 ), y el resultado es… Mmmmm 🙂

Marmitako de bonito

Ingredientes para preparar marmitako de bonito (3 personas)

  • 500 gr de bonito en tacos
  • 2 patatas grandes
  • 1 tomate
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 2 cebollitas francesas o 1/2 cebolla dulce
  • 1/2 pimiento verde italiano
  • 1/4 pimiento rojo (si es hermoso; si es más pequeño, medio)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de agua
  • 1/2 litro de caldo de pescado (o 1 cacito de caldo de pescado y 1/2 litro de agua)
  • Laurel, guindilla, AOVE, sal

Cómo preparar marmitako de bonito

En primer lugar, dejamos los ingredientes preparados. Pelamos y picamos la cebolla, los pimientos y el tomate, quitándole las semillas. El ajo podemos ponerlo entero (pelado, eso sí), o en trocines, como más te guste. Yo luego trituraré el sofrito, por lo que no se van a notar en absoluto los trozos de las verduras. Pelamos las patatas y las partimos en cachelos, es decir, las partimos chascándolas, para que suelten el almidón. Para ello, al cortar los trozos, no llegamos al final, y el último tramo “rompemos” la patata tirando hacia nosotros (espero haberme explicado bien 😅).

En una cacerola (hace poco me compré una de BRA, de la gama efficient, y estoy la mar de contenta, os la recomiendo) ponemos un chorrito de aceite. Una vez caliente, echamos la cebolla y los dos dientes de ajo. Dejamos hacer unos 5 minutos, moviendo de vez en cuando, hasta que se vaya dorando la cebolla. Añadimos el chorrito de vino blanco y dejamos evaporar el alcohol. Una vez se ha reducido, echamos los pimientos y el tomate. Dejamos hacer hasta que esté la verdura blandita, momento en el que echamos el vaso de agua y trituramos con ayuda de una batidora (en mi caso, porque me gusta así). Aquí, si veo que tengo mucho sofrito, aprovecho y congelo una parte.

Una vez tenemos nuestro sofrito preparado, echamos las patatas, el caldo de pescado, la hoja de laurel y la guindilla. Dejamos hacer durante media hora. Transcurrido esta media hora, añadimos a la cacerola los trozos de bonito y dejamos unos 15 minutos. Aquí tenemos que tener cuidado a la hora de remover nuestro guiso, por lo que es mejor menear la cacerola para que se vayan integrando bien todos los ingredientes.

Ya solo queda disfrutar. ¿Has visto qué rápido puedes tener preparado un delicioso y reconfortante marmitako de bonito? Recuerda elegir un bonito y unas patatas de calidad, tendrás un plato de 10. ¡¡Buen provecho!!

Consejos para preparar marmitako de bonito

Lo fundamental, el bonito. Un buen pescado hace mucho en este plato. Puedes preparar también un marmitako de salmón, le darás un toque diferente pero estará igualmente riquísimo 🙂

Si no tienes caldo de pescado casero, una opción son los cacitos de caldo que venden en los supermercados. Yo compré unos nuevos que han sacado de Knorr, vienen cuatro en el envase, y cada uno de ellos es para medio litro de agua.

 

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario