Arroz y marisco

Nada como un buen arroz y marisco de mi madre para alegrarme el estómago. Le sale muy bueno, no he probado otro que me guste más (el de mi padre y el de mi madre están a la par, todo hay que decirlo), y aprovechando que hace poco estuve de visita por tierras murcianas, le pedí la receta. Cada uno lo hace a su manera, pero de esta forma sale tan rico… Tan sabroso… Que merece la pena invertir tiempo en la cocina. Y ya si a los moluscos le quitamos la cáscara y añadimos las gambas peladas, mejor que mejor, el arroz del señorito triunfa en casa 🙂

Hasta ahora no me había atrevido a hacerlo, desde pequeña les he visto en la cocina trajinando los domingos por la mañana, les he ayudado también a pelar las gambas (lo odiaba de pequeña… Y tampoco me gusta especialmente ahora, jajaja), pidiéndoles que trituraran el sofrito (no me gusta encontrarme los trozos de pimiento y cebolla, qué le vamos a hacer), esperando con ganas que el arroz estuviera listo, con mi fuente preparada… Sí, sí, mi padre y yo cada uno con una fuente para echarnos el arroz, que somos muy comilones 😀

Así que aquí os dejo esta receta de arroz y marisco o arroz del señorito, muy rica, que te dejará con ganas de repetir 😉

Arroz y marisco

Cómo preparar la receta de arroz y marisco

1 kg de mejillones

200 gr de almejas

1 sepia o calamar

1 rodaja de emperador

½ kg de morralla

250 gr de gambas

1 cebolla

1 tomate

½ pimiento rojo

1 pimiento italiano

Arroz tipo bomba

1 chorrito de coñac o brandy

AOVE, sal, azafrán, laurel

Cómo preparar la receta de arroz y marisco

Lavamos y troceamos la cebolla, los pimientos y el tomate (le quitamos las semillas también). Sofreímos la cebolla hasta que esté blandita. Echamos el pimiento y el tomate. Dejamos hacer a fuego medio. Mientras, podemos preparar el caldo de mejillones, gambas y pescado, que harán de nuestro arroz y marisco un plato muy sabroso.

Caldo de mejillones

Para el caldo de mejillones, en una olla grande echamos los mejillones y añadimos agua, lo suficiente para que se hagan al vapor, no cubriendo del todo. Apartamos del fuego cuando se hayan abierto los mejillones. Reservamos el caldo.

Caldo de gambas

Ahora toca el turno del caldo de las gambas. Pelamos las gambas y las reservamos. Las cabezas y las cáscaras las sofreímos en un poco de aceite y las flambeamos con un chorrito de coñac o brandy. Echamos agua para cubrirlas y un poco más, y dejamos hervir durante unos 10-15 min con una hoja de laurel. Colamos el caldo y reservamos. También podemos triturar todo (quitando la hoja de laurel).

Caldo de pescado

Finalmente, el caldo de la morralla. Limpiamos bien la morralla (las tripas amargarían el caldo). Cubrimos de agua y dejamos hervir durante unos 10 minutos. Colamos y mezclamos con el caldo de los mejillones y el de las gambas.

A continuación preparamos las almejas. Para ello, procedemos como con los mejillones. Conforme vayan abriéndose, las sacamos y reservamos.

Una vez hecho el sofrito, añadimos una parte del caldo, damos un hervor y trituramos. Añadimos el resto del caldo. Cuando hierva, echamos los calamares o la sepia troceados. Al cabo de media hora, cuando ya estén blanditos, añadimos el emperador en trozos y las gambas. Dejamos hervir un par de minutos. Añadimos los mejillones y las almejas sin cáscara. Añadimos unas hebras de azafrán (podemos tostarlas antes en la sartén, o desmigarlas directamente sobre el caldo). Reservamos. Ya tenemos nuestro caldo listo. Si no gastamos todo en ese momento, podemos congelarlo, controlando las raciones para que sea más cómodo a la hora de descongelar.

En una paella calentamos un poco de aceite. Cuando esté caliente, añadimos el arroz, dejamos un par de minutos y añadimos el caldo. La proporción de arroz-caldo será de 1-3 (un vaso de arroz por cada tres de caldo) si es arroz tipo bomba y de 1-2 si es otro tipo de arroz. Dejamos cocer el tiempo que indique el fabricante.

¡¡A disfrutar este arroz y marisco!!

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario