Espaguetis con brócoli

¡Hola chic@s!

Hoy os traigo una receta de pasta saludable, unos espaguetis con brócoli la mar de buenos. Ya sabéis que últimamente mis recetas son más lights y saludables debido a la época en la que estamos y seguro que cómo yo, también habrá más gente que camino del verano cuide más su alimentación.

Ya sabréis que el brócoli es un alimento muy sano y muy rico en nutrientes (una porción de tan solo 100 gramos de brócoli te proporciona más del 150% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C. Además, también es rico en vitamina K, vitaminas del complejo B, vitamina A, hierro, magnesio, zinc, cromo, cobre, potasio, fósforo, proteína, fibra y fito-nutrientes. Los fitonutrientes son compuestos que disminuyen el riesgo de desarrollar diabetes, enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer) y muy bajo en calorías.

Hay varias maneras de prepararlo, lo normal es comprar un brócoli y cortarlo en trozos quitándole el tallo . Otra opción muy interesante es comprar trozos de brócoli congelado,lo que te permite tenerlo en el congelador hasta que te venga bien usarlo y gastar sólo la parte que necesites. Yo lo probé y me gustó bastante y ahora lo uso casi siempre, ya que la verdura congelada conserva mucho mejor todas sus propiedades porque la congelan nada más recogerla; en cambio, la fresca se recoge, luego se transporta y hasta que la consumimos va perdiendo poco a poco todos sus nutrientes.

espaguetis con brócoli

Ingredientes (4 personas):

  • 400 gramos de pasta.
  • 6 ½ tazas de brócoli fresco sin tallo.
  • 3 dientes de ajo cortados.
  • ¼ taza de queso parmesano.
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra, AOVE.
  • Sal y pimienta al gusto.
Preparación
  1. Si optas por comparlo fresco, lo cortamos en trozos quitándole el tallo y lo lavamos (si es congelado nos ahorramos este paso). Luego lo pondremos en una olla con agua salada hirviendo y lo coceremos unos minutos. A mi personalmente me gusta que quede al dente y cruja un poco, así que lo tengo unos 4 minutos. Pero depende un poco del gusto de cada uno, si os gusta más blandito pues habrá que tenerlo más tiempo. Reservamos.
  2. A continuación cocemos la pasta en abundante agua hirviendo según indicaciones del paquete. Escurrimos y guardamos un vaso de agua de la cocción.
  3. En una sartén ponemos el aceite de oliva y cuando se caliente añadimos los dientes de ajo laminados.
  4. Cuando se empiece a dorar el ajo, bajamos el fuego y añadimos el brócoli y la pasta. Si la pasta se nos ha quedado muy pegada, podemos usar el agua de la cocción para separarla e hidratarla un poco.
  5. Añade sal y pimienta al gusto. Remueve bien.
  6. Por último, añade el queso parmesano.
  7. ¡A disfrutar!
¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario