Reconfortante guiso de costillas con patatas

¡¡Hola cocinillas!! ¿Qué tal? Yo aprovechando estos meses de frío para sacar el máximo partido a mis ollitas lentas. Hoy os traigo un reconfortante guiso de costillas con patatas, con una carne tiernííííísima y un saborcito…  A mi madre le encanta este plato, ¡así que hoy la receta va por ella! 🙂 Ya sabes que vas a tener un plato de toma pan y moja 😉 ¿Queréis saber cómo prepararlo? Toma nota de los ingredientes y del paso a paso que indicamos para tener un plato de 10 🙂

Guiso de costillas con patatas

Ingredientes para preparar un reconfortante guiso de costillas con patatas

  • 500 gr de costillas de cerdo
  • 2-3 patatas medianas
  • 1 cebolla
  • 1 cucharadita de carne de pimiento choricero
  • 1/2 casi de vino blanco
  • 1 cucharada de harina
  • 1 zanahoria
  • 1/2 pastilla de caldo concentrado de carne
  • 1 hoja de laurel
  • Agua
  • Sal, pimienta, AOVE

Cómo preparar un reconfortante guiso de costillas con patatas

En primer lugar, doramos en una sartén con un chorrito de AOVE la cebolla troceada junto con media cucharadita de sal. Dejamos pochar. A continuación, añadimos una cucharada de harina, removemos bien y dejamos rehogar durante un minuto. Añadimos entonces medio vaso de vino blanco y dejamos evaporar el alcohol.

Mientras se evapora el alcohol del vino blanco, pelamos y chascamos las patatas en cachelos y echamos a la sartén. Pasamos todo a la olla lenta. Reservamos.

En la misma sartén que hemos utilizado para preparar el roux, doramos las costillas previamente salpimentadas, y pasamos a la olla lenta.

Pelamos y troceamos la zanahoria en trozos de medio centímetro y añadimos a la olla lenta. Añadimos también una cucharadita de carne de pimiento choricero y removemos. Añadimos una hoja de laurel.

Una vez tenemos todos nuestros ingredientes en nuestra olla lenta, cubrimos con agua hasta unos dos dedos por debajo de las costillas, añadimos media cucharadita de sal y media pastilla de caldo de carne concentrado. Tapamos y dejamos cocinar en BAJA durante ocho horas. ¡¡Que aproveche!!

Consejos para preparar un reconfortante guiso de costillas con patatas

Como podrás suponer, no es necesario utilizar una crockpot para realizar este plato, se puede hacer en una olla tradicional, a fuego medio, hasta que las patatas y la carne estén tiernas, pero esa jugosidad que nos da la cocción lenta… Os recomiendo probar 🙂

La carne de pimiento choricero le da muy buen sabor. La puedes encontrar en supermercados y grandes superficies. En Mercadona o Lidl la suelo comprar yo. Si no, si tienes pimientos choriceros, los pones a remojo y los añades al guiso, luego saca la carne de los mismos y retira la piel.

El primer paso de la receta es básico para multitud de guisos. Te da una base, un roux ideal para aportar cuerpo y saborcito a tus guisos.

Esta receta la hice en una crockpot roja de 3,5L de capacidad.

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario