Patatas con pimiento verde

He de decir que de pequeña no había quien me hiciera comer estas patatas. Odiaba a muerte el pimiento (y la cebolla, dicho sea de paso), y cada vez que mi madre preparaba este plato hacía lo posible por escaquearme de comerlo. Hasta que un día de repente todo cambió… Y empecé a cogerle el…

Seguir leyendo