¡Hola chic@s!

¡Qué rico está el chocolate blanco! Hoy os traigo una tarta de chocolate blanco que os encantará.

Si tenéis que hacer algún postre  este fin de semana os recomiendo esta tarta. Es super fácil de hacer y está buenísima.

Se elabora sin necesidad de utilizar el horno, lo cual es genial, ya que con el calor que hace, lo último que nos apetece es que la cocina se caliente más.

Tarta de chocolate blanco

Ingredientes;
  •  250 gramos de chocolate blanco
  •  500 gramos de nata
  •  250 gramos de leche
  •  100 gramos de azúcar
  • 90 – 100 gramos de mantequilla
  • 1 paquete de galletas para la base
  • 6 – 7 láminas de gelatina
  • decoración (opcional)
Preparación:
  1. En primer lugar, trituramos las galletas hasta dejarlas casi en harina.
  2. A continuación derretimos la mantequilla unos segundos en el microondas y mezclamos con las galletas trituradas hasta obtener una pasta, que pondremos en la base de nuestro molde circular desmontable. Metemos el molde en el congelador mientras preparamos el resto de ingredientes.
  3. Ponemos las láminas de gelatina en agua para que se ablanden unos 4-5 minutos.
  4. En un cazo ponemos la nata con la leche a calentar.
  5. Añadimos el chocolate troceado poco a poco para que se vaya derritiendo. Vamos removiendo constantemente.
  6. Añadimos el azúcar y seguimos removiendo.
  7. Por último añadimos las hojas de gelatina y removemos para que se disuelvan por completo.
  8. Sacamos el molde del congelador y vertemos poco a poco la masa de la tarta.
  9. Dejamos enfriar y metemos en el frigorífico al menos unas 4 horas para que se cuaje bien.
  10. Después desmoldamos y servimos.
  11. Por último… ¡A disfrutar!
¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario