Bundt cake de nata y vainilla

Una visita a la Feria del Libro de Madrid tiene la culpa de este bundt cake de nata y vainilla. Y quien dice culpa no lo dice en el sentido de algo malo… Fui al stand de Susana Pérez, más conocida como Webos Fritos, y me hice (por fin) con su libro de ‘Bizcochos’ (también con el de ‘Vasitos’, mira que iba con la idea de solo uno 😮 ), y en la dedicatoria me puso… ‘No dejes de probar el de nata’. Y ese día tenía en mente preparar otro dulce (próximamente en sus pantallas), pero me entró el come come y salí de mi pereza (salté del sofá) y me fui a por nata para montar, que era lo único que me faltaba.

He de decir que estuve tentada de hacer otro de los bizcochos (bueno, habría hecho como cuatro esa tarde, pero no era plan), pero me mantuve en mis trece con el de nata… Pero como la pereza no se fue del todo y no tenía ganas de rallar un limón (que ya ves tú, puestos en faena…), sustituí la ralladura de limón por una cucharadita de pasta de vainilla… Y de ahí nació este bundt cake de nata y vainilla, una delicia suprema, jugoso, esponjoso, riquísimo…

Mi estómago ruge al recordar el sabor y la textura de este bizcocho. Utilicé un molde de Nordic Ware, el modelo Heritage, que me encanta, aunque de momento es el único que tengo (de momento…). Es importante que dejes reposar el bizcocho una vez fuera del horno antes de desmoldarlo, o corres el peligro de que se te rompa (y no queremos eso).

Puedes añadir a la masa cacao en polvo (quitando la misma cantidad que añadas, de harina), hacerlo con ralladura de limón, de naranja, con extracto de otros sabores… A mí así me chifla, pero todo es probar 😉 Si quieres hacer el bizcocho apto para intolerantes a la proteína de la leche de vaca, utiliza nata de soja en lugar de la nata para montar, y asegúrate de que la levadura química que utilizas no contenga trazas de leche.

Tienes que animarte sí o sí a prepararlo… Así que apunta los ingredientes y tenlos todos preparados antes de ponerte manos a la obra 😉

Bundt cake de nata y vainilla

Ingredientes para preparar un esponjoso bundt cake de nata y vainilla

  • 250 gr de harina
  • 200 gr de azúcar
  • 3 huevos L
  • 200 ml de nata para montar
  • 1 cp de sal
  • 12 gr de levadura química
  • 1 cp pasta de vainilla
  • azúcar glass

Cómo preparar un esponjoso bundt cake de nata y vainilla

Lo primero, como siempre, precalentar el horno. Encendemos el horno a 200º calor arriba y abajo. Procedemos con la masa.

Separamos las claras de las yemas, reservando estas últimas. Batimos a punto de nieve las claras con una pizca de sal (en este punto hay que ver lo que me facilita las cosas el robot de cocina). Reservamos.

Batimos la nata con el azúcar hasta obtener una crema. Añadimos las yemas y la harina tamizada con la levadura. Añadimos la vainilla. Una vez que tenemos todo mezclado, agregamos las claras con ayuda de una espátula, con movimientos envolventes, para que no se nos baje la masa.

Engrasamos y enharinamos un molde para el bizcocho, de unos 20 cm de diámetro. Si no, con un spray desmoldante tendrás suficiente 🙂 Echamos la masa en el molde y damos unos golpecitos contra la encimera (poniendo un trapo doblado sobre la misma) para asegurarnos de que se reparte homogéneamente la masa. Metemos al horno a media altura y bajamos la temperatura a 170º. Dejamos hornear durante unos 35 minutos. Recuerda no abrir la puerta del horno hasta que no hayan pasado mínimo 25 minutos, o tu bizcocho corre peligro de bajar.

Sacamos del horno, dejamos templar en el molde y desmoldamos sobre una rejilla para que enfríe completamente.

Una vez frío, espolvoreamos con azúcar glass, dando el toque final a este delicioso bundt cake de nata y vainilla 🙂

 

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario