Magdalenas de toda la vida

¡Hola chic@s!

Hoy os traigo unas magdalenas de toda la vida, hoy en día estamos ya muy familiarizados con los famosos muffins y los cupcakes que inundan las tiendas, por eso hoy he querido volver a los orígenes haciendo estas magdalenas con el sabor de siempre, las magdalenas clásicas, las auténticas, las que podrían haber hecho tu madre o tu abuela. Espero que os gusten!

 

Ingredientes para preparar unas magdalenas de toda la vida:

  • 4 huevos
  • 60 ml leche
  • 190 ml de aceite de oliva
  • 180 gr de azúcar
  • 210 gr de harina
  • 1 sobre de levadura
  • ralladura de limón
  • canela al gusto
  • una pizca de sal

Cómo preparar unas magdalenas de toda la vida:

  1. En primer lugar, batiremos los huevos preferentemente con varillas mecánicas a velocidad media, una vez que empiezan a espumar añadiremos el azúcar y dejaremos batiéndolo todo unos 5 minutos hasta que doble su volumen.
  2. Una vez aumentado su volumen añadiremos los demás líquidos, el aceite y la leche poco a poco.
  3. Por otro lado, mezclamos los ingredientes sólidos: harina, sal, canela, levadura, y la ralladura de un limón.
  4. Luego incorporaremos la mezcla anterior de harina a la mezcla de los líquidos.
  5. Cuando ya tengamos todos los ingredientes mezclados, sube la velocidad de la batidora a la más alta durante aproximadamente un minuto, no más tiempo.
  6. La mezcla resultante la taparemos con film transparente y dejaremos reposar en el frigorífico; Lo ideal es dejarla reposar toda la noche pero sino tenemos tanto tiempo, que al menos repose unas 2 horas antes de hornearlas.
  7. Antes de sacar la mezcla del frigorífico, encendemos el horno a 190 grados y lo dejamos calentar mientras vamos preparando los moldes.
  8. Por último, llenaremos las cápsulas para magdalena  hasta cubrir unas 3/4 partes de su capacidad.
  9. Espolvoreamos azúcar por encima y metemos al horno.
  10. Hornearemos a 180ºC  durante unos 15-20 minutos o hasta que se pongan doradas y que al pinchar un palillo, éste salga limpio.
  11. Una vez hechas, sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  12. ¡A disfrutar!
¿Qué te ha parecido?

Un comentario sobre “Magdalenas de toda la vida

Deja un comentario