Tarta de manzana

Esta receta de tarta de manzana se la debo a mi abuela paterna, Gloria. Me encanta la textura que tiene, más buena incluso al día siguiente, cuando los ingredientes se han asentado. Te invito a que la prepares, no lleva mucho trabajo y el resultado es… ¡¡¡Mmmmm!!!

La última vez que la preparé esta tarta de manzana, dejé la masa ya en el molde toda la noche, ya que no me dio tiempo de hornearla. Quedó mucho mejor que al hacerla inmediatamente tras mezclar los ingredientes. Si tienes tiempo, prueba de esta manera, si no… Es imposible reprocharte nada, porque es difícil aguantar la tentación de tenerla en un ratín lista 🙂

Tarta de manzana

Ingredientes para preparar tarta de manzana, receta casera

  • 1 kg de manzanas Granny Smith
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 3/4 vaso de azúcar moreno
  • 1 vaso de harina
  • 1 vaso de leche entera
  • 3 huevos
  • 1 pizca de sal
  • Mantequilla y harina para el molde

Cómo preparar tarta de manzana, receta casera

Antes de nada, dejamos una manzana y media para la decoración. El resto de manzanas, las pelamos y troceamos (ojo, quitamos las semillas también). Echamos en un bol. Añadimos los huevos, el azúcar, la sal, la leche, la levadura y la harina tamizadas (pasadas por un colador o por un cribador, yo tengo éste). Lo batimos con la batidora de mano comprobando que no queda ningún trozo de manzana rebelde en la masa.

Precalentamos el horno a 200º. Engrasamos un molde de unos 25cm de diámetro con la mantequilla, y espolvoreamos con harina toda la superficie, desechando la restante (para ello pongo el molde sobre el fregadero, boca abajo, y golpeo la base del molde para que caiga la harina que no se ha adherido a la mantequilla). Echamos la masa del paso anterior en el molde y procedemos con la decoración…

Cómo decorar la tarta de manzana y horneado

Pelamos la manzana y cortamos en cuatro partes iguales (en vertical). Quitamos la parte de las semillas, y vamos cortando láminas de manzana, procediendo a ponerlas sobre la masa de la tarta, una debajo de otra, hasta formar el dibujo de la foto.

Ahora queda el paso final… Espolvoreamos azúcar moreno sobre la tarta y metemos al horno. Ponemos la temperatura a 180º y lo tenemos unos 40 minutos. Cada horno es un mundo, así que habrá que ir comprobando pinchando con un palillo la tarta, hasta que éste salga limpio. Comprobamos también que no se nos queme la superficie de la tarta. En caso de que no esté todavía lista, pero la superficie se esté quemando, ponemos papel de aluminio sobre el molde y solucionado 🙂

Ya podéis degustar esta tarta… O aguantar las ganas hasta el día siguiente… Yo no he sido nunca capaz de hacerlo, más de una vez se me ha ido de las manos y al poco de sacarla del horno he comido un trozo… Tras otro…

4 comentarios Añade el tuyo

Deja un comentario