Albóndigas con tomate en Crock pot u olla de cocción lenta

¡¡Hola cocinillas!! ¿Qué tal? Cuánto tiempo sin publicar… Pero como comentábamos el otro día en nuestra cuenta de Instagram, ¡hemos estado bastante liadas! Esperamos poco a poco volver a coger ritmo 🙂 Mientras tanto, por aquí os dejo una receta para preparar unas deliciosas albóndigas con tomate en crock pot o en olla de cocción lenta.

Cada vez somos más los que hemos sucumbido a estas ollas de cocción lenta. He de confesar que llevaba meses dándole vueltas a la idea de hacerme con una, y entre que me regalaron por mi cumpleaños el libro de Marta Miranda de Slow Cooker, y que en el Black Friday pusieron la olla que tenía en el punto de mira más barata… Pues blanco y en botella 😀

Esta receta que hoy os traigo es muy sencilla. Y encima no es necesario freír las albóndigas, con el ahorro de aceite correspondiente. Solamente necesitas tomate triturado (o salsa de tomate casera), formar las bolitas y dejarlas reposar… A continuación, el paso a paso 😉

Albóndigas con tomate en Crock pot

Ingredientes para preparar albóndigas con tomate en Crock pot

  • Para las albóndigas
    • 500 gr de carne picada de ternera
    • 1 huevo
    • 1 cs de pan rallado
    • perejil
    • sal, pimienta negra
  • Para la salsa de tomate:
    • una lata grande de tomate triturado
    • AOVE, sal, pimienta negra
    • 1/2 cs azúcar

Cómo preparar albóndigas con tomate en Crock pot

En primer lugar, preparamos la masa de las albóndigas. Mezclamos la carne picada con el huevo, el pan rallado, el perejil troceado, la sal y la pimienta negra recién molida. Amasamos bien, tapamos con papel transparente y dejamos en la nevera durante mínimo media hora.

Una vez pasado el tiempo, en nuestra olla de cocción lenta ponemos el tomate triturado con un pellizco de sal, pimienta negra y media cucharada sopera de azúcar. Añadimos también un chorrito de aceite y mezclamos. Damos forma a las albóndigas y las vamos echando en la olla. Programamos 3 horas en ALTA, tapamos y dejamos que la olla obre su milagro 🙂

La última media hora dejamos la olla destapada para que evapore líquido. Ahora sí, es momento de disfrutarlas… ¡¡Buen provecho!! 🙂

Consejos para preparar albóndigas con tomate en Crock pot

El poder prescindir de freír las albóndigas para prepararlas está genial, pero para asegurarnos de que la carne no se va a deshacer y mantendrán la forma consistente, es necesario dejar la masa en la nevera, como mínimo media hora. Un par de horas sería lo recomendable, para asegurarnos una cocción satisfactoria.

La salsa de tomate la puedes aderezar con las especias que más te gusten, o prepararla con antelación, como las salsas de las albóndigas que tenemos en el blog.

Esta receta congela perfectamente, y es ideal para llevar al trabajo en el tupper, pudiendo acompañarlas de arroz o quinoa (son comodísimos los vasitos de arroz para hacer en el microondas, siempre tengo en la despensa), una ensalada, espaguetis, … O incluso puedes prepararte un bocadillo de albóndigas (ñam ñam).

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario