Cobertura de queso crema

Frosting de queso o cobertura de queso crema. Es la cobertura definitiva para nuestros bizcochos o cupcakes… Lo único malo es que para conseguir hacerlo necesitas de, o bien unas varillas eléctricas tipo las que vienen con algunas batidoras de mano (las mías casi me las cargo después de hacer una cobertura, pero era de mantequilla) o de un robot amasador (yo tengo una MUM5 de Bosch, a pleno rendimiento 🙂 )

He probado varias recetas, varias de la misma persona incluso, pero me quedo con la que aparece en esta entrada del blog de Alma Obregón. Personalmente me gusta darle un toque de vainilla, pero eso ya va en gustos 🙂

Esta cobertura va genial para tartas tipo zanahoria, red velvet… Cupcakes de todos los tipos y sabores. También para comerla tal cual, para aprovechar y rebañar el bol donde la hemos preparado… ¡¡No se tira nada!! 😉 Le podemos dar un toque de color utilizando colorantes alimentarios en gel, como los de Wilton o Sugar Flair. Yo uso los de Wilton, los compro en El Corte Inglés, no los he encontrado en ninguna otra tienda de mi zona, y dan mucho color, están francamente genial.

Es importante utilizar queso crema normal, nada de light, porque la grasa del queso nos va a permitir alcanzar la consistencia que queremos. Así como también es importante utilizar icing sugar, un azúcar más fino que el azúcar glass, que por ahora sólo lo he encontrado también en El Corte Inglés, es de la marca Sugar Flair. De todos modos, es conveniente tamizarlo antes de incorporarlo en la receta.

Cobertura de queso crema

Ingredientes para preparar la receta de cobertura de queso crema o frosting de queso

  • 150 gr 125 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 250 gr 125 gr de queso crema tipo Philadelphia frío
  • 300 gr de icing sugar
  • 1 cc de esencia de vainilla  (cc = cucharadita de café)

Cómo preparar la receta de cobertura de queso crema o frosting de queso

He probado esta receta con queso Philadelphia y con queso marca Carrefour… y no sé si será porque le eché más cantidad la segunda vez que lo hice con el de Carrefour… ¡¡que está mucho más buena!!

Tamizamos el icing sugar (con un colador o un tamiz). Lo mezclamos con la mantequilla cortada en trozos y batimos con las varillas. Empezamos a velocidad baja y vamos subiendo poco a poco hasta llegar a la máxima velocidad. Veremos cómo va cambiando la textura de la mezcla. Si tenemos una tapa para el bol de la amasadora, es conveniente ponerla si no queremos que parezca que ha nevado en nuestra cocina :O Si no, tapamos con un trapo de algodón humedecido y lo sujetamos.

Una vez mezcladas la mantequilla y el icing sugar, vamos a incorporar el queso crema (recuerda, ha de estar frío) y seguimos batiendo. Una vez integrado, podemos añadir el aroma de vainilla o el colorante en gel que hayamos elegido, lo agregamos de poco en poco hasta alcanzar el color deseado.

Consejos para preparar la cobertura de queso crema o frosting de queso

La mezcla tiene que tener buena consistencia y debemos conservarla en frío. Si vamos a hacer decoraciones con la manga pastelera, debemos llevar cuidado de no manipular en exceso la manga para no darle demasiado calor, empezaría a derretirse la cobertura.

Como he mencionado más arriba, esta cobertura es ideal tanto para cupcakes como para tartas… O para darnos un homenaje tras terminar de decorar nuestros pasteles y aprovechar rebañando el bol… Sea como fuere, lo que prepares con ella has de conservarlo en frío. Aguanta bien unos dos días, no he tenido la oportunidad de ver qué pasa más allá de ese tiempo… Espero que tú tampoco 😉

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario