Galletas de chocolate y naranja

Muy buenas noches a todos. ¿Cómo ha empezado la semana? La mía con poca fuerza, a ver si vamos remontando ahora que estamos casi a mitad y queda menos para el fin de semana 😀 Así que estas galletas de chocolate y naranja me han alegrado el día 🙂

Hoy os traigo una receta que me gustó mucho, y que he sacado de un libro que me encanta de recetas para caer de verdad en la tentación del chocolate… Verdad de la buena… Ya he hablado en otra ocasión de él, y es que tiene recetas que nada más ver la imagen que las acompaña empiezo a salivar…

Bueno, sin más dilación… Vamos con la tentación 😉

Galletas de chocolate y naranja

Ingredientes para preparar galletas de chocolate y naranja, receta casera

  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 40 gr de azúcar
  • la corteza rallada de 1/2 naranja
  • 125 gr de harina
  • 1/2 cp de levadura química (cp = cucharadita de postre)
  • 100 gr de chocolate negro para fundir

Cómo preparar galletas de chocolate y naranja, receta casera

En primer lugar, precalentamos el horno a 190º.

Mientras se calienta el horno, batimos la mantequilla, añadimos el azúcar con la corteza de naranja y seguimos batiendo. Por otro lado, tamizamos la harina con la levadura e incorporamos esta mezcla a la mezcla anterior (sencillo, ¿eh?).

A continuación, con ayuda de dos cucharitas cogemos pequeñas porciones de masa del tamaño de una nuez y las colocamos sobre la bandeja del horno, donde habremos colocado una hoja de papel sulfurizado. Aplastamos con un tenedor mojado (así la masa no se quedará pegada) y si queremos aprovechamos para hacer un dibujo sobre la superficie marcando surcos con el tenedor.

Horneamos durante 7 u 8 minutos, hasta que las galletas estén bien doradas (cuidado con que no se quemen, hay que estar alerta 😉 ). Dejamos enfriar sobre una rejilla y nos ponemos manos a la obra con el chocolate…

Derretimos el chocolate troceado al baño maría, o directamente en un cazo a fuego medio-bajo. Cuidado con que no se pegue, vamos removiendo hasta que se haya derretido.

Sumergimos cada galleta hasta la mitad y dejamos sobre papel sulfurizado en una bandeja. Metemos la bandeja a la nevera durante unos 15 minutos.

Recomiendo tomar estas galletas recién sacadas de la nevera, porque el chocolate está crujiente, y el contraste entre la naranja y el chocolate es… Bueno, ya me contaréis 😉

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario