Muffins de manzana y canela

¡¡Brrrrrr!! Vaya frío hace estos días… Y qué bien sienta para merendar un chocolate calentito y algo dulce… Y si es algo tan jugoso como estas muffins de manzana y canela… Para qué queremos más 🙂

He recuperado mi afición por las muffins. Empezó el año pasado cuando me regalaron un libro de Williams Sonoma que está bastante bien (ya lo he recomendado en algún otro post), en el que vienen muchas y  muy ricas recetas (no solo de muffins). Y entre ellas, está ésta receta, aunque la he modificado, era de pera y nueces… Pero tenía manzanas y no me apetecía ponerle nueces, así que… Tras unas modificaciones, allá va la receta 🙂

Muffins de manzana y canela

Ingredientes para preparar muffins de manzana y canela, receta casera

  • 315 gr de harina de trigo
  • 125 gr de azúcar
  • 1 cp de canela en polvo
  • 2 cp de levadura química (tipo Royal)
  • 1/2 cp de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cp de sal
  • 2 huevos L
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 180 ml de buttermilk (leche entera + zumo de limón)
  • 2 cp de esencia de vainilla
  • 2 manzanas

Cómo preparar muffins de manzana y canela, receta casera

En primer lugar, preparamos el buttermilk. Para ello, en un vaso ponemos 180 ml de leche entera a ser posible y añadimos una cucharada de zumo de limón o vinagre de vino blanco. Removemos y dejamos reposar.

A continuación, precalentamos el horno a 200º. Mientras se calienta el horno, batimos los huevos con el aceite, el buttermilk y la vainilla. Mezclamos la harina con el azúcar, la canela, la levadura, el bicarbonato y la sal. Añadimos esta última mezcla a la primera, sin batir demasiado. Añadimos trocitos de manzana y mezclamos bien ayudándonos con una espátula, con el menor número de vueltas posible.

En una bandeja para muffins, colocamos las cápsulas de papel y echamos la masa en ellas hasta 3/4 partes de su capacidad. Yo utilizo una cuchara para servir helado y así pongo la misma cantidad en todas. Espolvoreamos una pizca de canela molida sobre cada muffin.

Metemos al horno a media altura, bajamos a 180º y horneamos durante unos 23-25 minutos. Una vez fuera del horno, dejamos reposar en la bandeja cinco minutos y luego pasamos a una rejilla para que terminen de enfriarse. Con esta receta me salieron 16 muffins… y sólo queda uno ya 🙁

Bandeja

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario