Tarta de chocolate y nata vegetal

¡Muy buenas tardes a todos! A punto de empezar otra semana, con la pereza típica del domingo, sofá, manta… Sin ganas de hacer nada, pero… ¿qué te parecía disfrutar de esta rica tarta de chocolate y nata vegetal? Quien algo quiere, algo le cuesta… pero esta tarta se hace en un plis…

Si eres intolerante a la lactosa o a la proteína de leche de vaca no tienes de qué preocuparte, en esta receta se utilizan productos libres de trazas de leches. De todos modos, te recomiendo vigilar los ingredientes de los productos, en caso de que cambien algo… O si encuentras otra marca, revisa también, hay productos de soja que pueden contener trazas de leche, ¡¡así que mucho ojo!!

Utilicé como base para la tarta un bizcocho genovés como el que utilizo para hacer el brazo de gitano, sustituyendo parte de la harina por cacao en polvo, para darle el toque chocolateado. Ten en cuenta que el cacao puro en polvo de la marca Valor es sin azúcar, por lo que si quieres el bizcocho algo más dulce, añade un poco más de azúcar.

Tarta de chocolate y nata vegetal

Ingredientes para preparar la tarta de chocolate y nata vegetal, receta para iplv

Bizcocho genovés de chocolate

  • 6 huevos (separamos las claras de las yemas)
  • 200 gr de azúcar
  • 50 gr de cacao puro en polvo sin azúcar (marca Valor)
  • 130 gr de harina

Almíbar

  • 100 ml de agua
  • 100 gr de azúcar

Relleno

  • 400 ml de nata vegetal (marca Valsoia)
  • 5 cs de icing sugar
  • 1 cs esencia de vainilla (marca Vahiné)

Cómo preparar la tarta de chocolate y nata vegetal, receta para iplv

Precalentamos el horno a 200º. Metemos el bol donde vayamos a montar la nata en la nevera. Forramos de papel vegetal un molde desmontable (ya que si hacemos esta receta para gente que no puede tomar nada de leche, no puedes utilizar mantequilla para engrasarlo, a no ser que tengas mantequilla de soja, claro).

Cómo preparar el bizcocho genovés de chocolate

Batimos a punto de nieve firme las claras con una pizca de sal. Reservamos. Por otro lado, batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen. Mezclamos con ayuda de una espátula las claras con las yemas, con movimientos envolventes, durante el menor tiempo posible. Vamos añadiendo el cacao en polvo con la harina tamizados, mientras seguimos mezclando suavemente.

Echamos la mezcla en el molde y metemos al horno. Bajamos la temperatura a 180º y dejamos unos 30 minutos. Comprobamos con ayuda de un palillo que el bizcocho está hecho (ha de salir limpio, sin restos de chocolate).

Sacamos del horno y dejamos reposar durante 10-15 minutos, momento en el cual desmoldamos el bizcocho y dejamos enfriar sobre una rejilla, boca abajo (así se quita algo del abombamiento que tiene el bizcocho).

Para la decoración, cortamos el bizcocho a capas. En este caso hice tres capas. Primero quitamos la parte abombada del bizcocho, con cuidado de hacer un corte recto. A continuación, hacemos las otras capas. Antes de apartarlas, pinchamos un palillo en un lateral del bizcocho, uno por cada capa, que queden alineados, así, una vez que volvamos a montar la tarta, nos quedarán las partes igualadas (este truco lo vi en un blog de cocina, pero no recuerdo cuál :S).

Cómo preparar el almíbar para la tarta de chocolate y nata vegetal

Calentamos el agua con el azúcar, hasta que ésta esté disuelta. Empapamos las capas del bizcocho.

Cómo rellenar la tarta de chocolate y nata vegetal

Montamos la nata con el icing sugar en el molde que habíamos introducido previamente en la nevera. Para ello utilizamos las varillas de la batidora, un robot amasador… o lo hacemos a mano con una varilla (lo cual no aconsejo porque te puedes cansar mucho). Batimos hasta que esté a punto firme. Añadimos la vainilla y seguimos batiendo. Ya tenemos preparado el relleno.

Cómo decorar la tarta de chocolate y nata vegetal

Con ayuda de una manga pastelera (utilicé la boquilla 1M de Wilton), dibujamos el borde del bizcocho y procedemos a rellenar el resto de la capa. Vamos poniendo las capas de bizcocho una encima de otra y procediendo de la misma manera. Finalmente, podemos decorar haciendo rosas. Es muy sencillo, aunque de primeras pueda parecerte difícil. Tan sólo tenemos que hacer una espiral empezando por el centro, y gracias a esta boquilla, quedará con forma de rosa. Las ponemos por toda la superficie de la tarta, o bien la repartimos con una espátula, dejando la superficie lisa y decorando posteriormente con lo que más te guste…

Tarta de chocolate y nata vegetal

 

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario