Risotto de alcachofas confitadas y parmesano

Muy buenas cocinillas. Si el otro día os animaba a preparar unas deliciosas alcachofas confitadas, hoy os animo a que probéis esas alcachofas confitadas en un risotto, con esta receta de risotto de alcachofas confitadas y parmesano. Muy rico, cremoso, con el toque del queso parmesano… Delicioso.

Risotto de alcachofas confitadas

Ingredientes para preparar risotto de alcachofas confitadas (2 personas)

  • 150 gr de arroz arborio o carnaroli
  • 2 alcachofas confitadas
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 60 gr de queso parmesano rallado
  • AOVE
  • Caldo casero (de carne, de verduras…)

Cómo preparar risotto de alcachofas confitadas

En primer lugar, calentamos el caldo. Si no tenemos caldo casero (aquí tienes una receta estupenda para prepararlo), podemos hacerlo rápidamente con una pastilla de caldo concentrado. Dejamos el caldo bien caliente para ir añadiéndolo al arroz. Mientras calentamos el caldo, picamos la cebolla. En una sartén echamos un chorrito de aceite (si tenemos aceite de confitar las alcachofas, mucho mejor) y calentamos. Una vez caliente, echamos la cebolla, un pellizco de sal y dejamos pochar. Mientras, troceamos las alcachofas y las echamos a la sartén también. Dejamos hacer durante unos 10 minutos, hasta que la cebolla se quede blandita.

Añadimos el vino blanco, y cuando esté hirviendo, echamos el arroz. Removemos bien y dejamos que se evapore el alcohol.

Una vez se ha evaporado el alcohol, vamos echando el caldo poco a poco. Echamos con ayuda de un cucharón de sopa un cazo, removemos el arroz y dejamos que se consuma (sin que llegue a quedarse seco). Seguimos así hasta que el arroz esté listo (unos 18 minutos, pero comprueba mejor el punto del arroz probándolo). Cuando vayamos a retirarlo del fuego, añadimos el queso parmesano y removemos bien. ¡¡Que aproveche!!

Risotto de alcachofas confitadas

Consejos para preparar risotto de alcachofas confitadas

Si te ha gustado la idea del risotto con alcachofas confitadas pero no tienes tiempo de confitarlas, utiliza alcachofas en conserva. Antes de utilizarlas, saltéalas en la sartén con un poco de aceite y luego ponlas troceadas junto con la cebolla antes de echar el vino blanco.

Recuerda tener el caldo bien caliente para mantener la temperatura del arroz y que siga cocinándose.

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario