Solomillo en salsa de queso azul

¡¡Hola cocinillas!! Hoy os traigo una receta que se prepara en un periquete y que está de toma pan y moja, unos deliciosos medallones de solomillo en salsa de queso azul. Suena bien, ¿verdad? De acompañamiento, os sugiero unas patatas fritas y un buen pan (en mi caso, un candeal de picos, rico rico). El otro día vi esta receta como sugerencia en la página de Facebook de Recetas de Rechupete y no dudé en acercarme al supermercado a comprar los ingredientes que necesitaba 🙂

Como siempre, os aconsejo tener todos los ingredientes preparados antes de empezar a cocinar. Como la carne va a tardar poco tiempo en prepararse, si vas a poner de acompañamiento unas patatas fritas, prepáralas antes que la carne. Tardarán unos 20 minutos en estar listas, y la carne unos 10 minutos, por lo que en muy poco tiempo tendrás un plato de primera. ¿Quieres saber cómo prepararlo? Toma nota de los ingredientes y del paso a paso 🙂

Solomillo en salsa de queso azul

Ingredientes para preparar solomillo en salsa de queso azul

  • 500 gr de solomillo cortado en medallones
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 80 gr de queso azul
  • 1 chorrito de brandy
  • AOVE, sal, pimienta negra

Cómo preparar solomillo en salsa de queso azul

En primer lugar, salpimentamos los medallones de solomillo. A continuación, los doramos en una sartén con un poco de aceite y los reservamos. En la misma sartén, añadimos la nata, un chorrito de brandy y dejamos hervir un par de minutos, bajando el fuego al mínimo. Una vez pasado este tiempo, añadimos el queso azul troceado y dejamos que se funda. Mezclamos bien con ayuda de unas varillas. Finalmente, añadimos los medallones de solomillo y dejamos hacer durante unos cinco minutos. ¡¡Listo!!

Consejos para preparar solomillo en salsa de queso azul

Como habéis visto, se trata de una receta la mar de sencilla. Podéis ajustar la intensidad de la salsa poniendo más o menos queso azul (o el queso que más os guste, que vaya a fundir bien).

La carne debes hacerla lo justo para que quede doradita, pues al ponerla con la salsa de queso terminará de hacerse.

Un acompañamiento ideal son las patatas fritas, aunque otras opciones son arroz blanco, una ensalada de brotes verdes, patata cocida, quinoa… Tienes muchas opciones para disfrutar de un plato único delicioso y muy sencillo 🙂

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario