Bizcocho de plátano con avena

¡Hola chic@s! Hoy os traigo un bizcocho de plátano con avena. Últimamente estoy incluyendo más la avena en mis elaboraciones, debido a los múltiples beneficios que aporta a nuestra salud.

Realizar los bizcochos con avena los hace mucho más saludables que si los hacemos sólo con harina de trigo, ya que entre las propiedades de la avena está que es más saciante porque nos aporta carbohidratos de lenta absorción, un mayor control de los niveles de azúcar en la sangre, nos ayuda a bajar el colesterol malo y aporta gran cantidad de fibra y minerales.

Por todos estos beneficios también se incluye la avena en dietas,así que hacer un bizcocho con avena y si cambiamos el azúcar por edulcorante que más nos guste, es un desayuno ideal para poder disfrutarlo junto con un café aún estando a dieta.

bizcocho de avena y plátano

Ingredientes para preparar bizcocho de plátano con avena

  • 2 plátanos maduros.
  • 1 yogur natural edulcorado.
  • 1 sobre de levadura en polvo.
  • 2 medidas de yogur de harina de trigo normal.
  • 1 medida de yogur de copos de avena (que posteriormente trituraremos).
  • 1 medida de yogur de aceite.
  • 2 medidas de yogur de azúcar (1 vaso moreno y 1 vaso blanca)
  • 1 cucharadita de café de esencia o pasta de vainilla.
  • una pizca de sal.
  • 1 huevo.

Cómo preparar bizcocho de plátano con avena

  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Comenzamos machacando el plátano muy bien con un tenedor, también podemos hacerlo en la batidora de vaso.
  3. Añadiremos el huevo y batimos bien.
  4. Luego añadiremos el yogur y el aceite y mezclaremos.
  5. Añadiremos el azúcar poco a poco e iremos batiéndolo bien.
  6. Triruraremos los copos de avena hasta hacerlos harina y tamizaremos incluyéndolos a la mezcla.
  7. Después añadiremos la levadura con el resto de harina tamizada, la esencia de vainilla y una pizca de sal.
  8. Batiremos todo muy bien y cuando tengamos una masa homogénea y fina, volcamos sobre un molde y, o bien ponemos papel de horno en la base o untaremos de mantequilla y espolvorearemos harina para que luego resulte fácil desmoldar el bizcocho.
  9. Horneamos durante 30-35 minutos a 180ºC, o hasta que veamos que si pinchamos con la punta de un cuchillo sale limpia.
  10. Desmoldamos y dejamos enfriar.
  11. ¡A disfrutar!

 

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario