Croquetas de berenjena y queso azul

Parece que me ha dado por las croquetas. Y es que… ¿quién puede resistirse a estos bocaditos? Con una buena bechamel, un buen rebozado… Ay, ese saborcito tan bueno, y con estas croquetas de berenjena y queso azul, ya ni te cuento. Ricas, ricas 🙂

Andaba yo con el rebozado de estas croquetas pensando… Buffff… Aún queda masa para rato, qué pesadilla de croquetas… Cuando me llega un mensaje de una de nuestras lectoras (y compañera de facultad, ¡hola Maria del Mar!) diciéndome que iba a cenar la crema de coliflor y queso azul, que le encantaba y que le gustan mucho nuestras recetas… Y ya le dije que estaba preparando estas croquetas de berenjena y queso azul y me dijo que quería la receta, que seguro que le encantan también… Y ya seguí más contenta haciendo las bolitas y rebozándolas. Así que desde aquí, tanto a Maria del Mar como al resto de seguidores del blog, muchas gracias por vuestras fotos de nuestras recetas, por los comentarios que nos hacéis, gracias de verdad, nos hace muy felices ver que os gustan nuestras recetas y ver lo bien que os sale.

Así que aquí os traigo una receta para preparar unas riquísimas croquetas de berenjena y queso azul… ¿Quieres saber cómo hacerlas? Sigue leyendo 😉

Ingredientes para preparar croquetas de berenjena y queso azul

  • 3 berenjenas medianas
  • 70 gr de queso azul
  • 1/2 cebolla
  • 90 gr de harina
  • 70 gr de mantequilla
  • 500 gr de leche
  • 100 gr de nata
  • Sal y pimienta
  • Harina, huevo y pan rallado
  • AOVE

Cómo preparar croquetas de berenjena y queso azul

En primer lugar, lavamos las berenjenas y las embadurnamos de aceite. Con ayuda de un cuchillo hacemos incisiones sobre su superficie y metemos en la olla de cocción lenta durante cuatro horas en ALTA o las asamos en el horno durante una hora a 200º (le damos la vuelta cada 20 minutos) o hasta que veamos que ya están blanditas. Una vez fuera, dejamos templar, las partimos por la mitad y sacamos la carne, triturándola con ayuda de una batidora.

Troceamos la cebolla y reservamos. En una sartén ponemos la mantequilla y dejamos que se derrita. Una vez derretida, echamos la cebolla con un pellizco de sal y dejamos pochar, removiendo de vez en cuando. Mientras, calentamos la mezcla de nata y leche. Cuando la cebolla esté blandita, echamos la harina y con ayuda de unas varillas mezclamos bien y dejamos que se haga, para que no nos quede la bechamel con sabor a crudo. Añadimos la leche y removemos hasta que se espese. Echamos la berenjena triturada y el queso azul y dejamos hacer y que se derrita el queso.

Una vez tenemos nuestra masa, la echamos sobre una fuente mediana y tapamos con film transparente, dejando que toque la superficie de la masa para que no forme costra. Dejamos enfriar y metemos en la nevera mínimo 3 o 4 horas, aunque yo suelo dejarlo toda la noche.

Una vez pasado el tiempo, preparamos el rebozado. En un plato ponemos harina, en otro dos huevos batidos con un chorrito de leche y en otro plato pan rallado. Formamos las croquetas con ayuda de dos cucharas soperas y pasamos por harina, luego por el huevo batido y finalmente por el pan rallado.

Croquetas de berenjena y queso azul | Cooking time

Ya las tenemos preparadas para freír o para congelar. ¡¡Que aproveche!!

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario