Muffins de yogur, limón y semillas de amapola

Que las muffins son mi debilidad, lo sabe quien me conoce. Por ello estoy tan contenta con un libro de cocina americana que me regalaron hace un par de Navidades. Ya he hablado muchas otras veces de él, es de Williams-Sonoma, y se llama “The baking book“. No tiene desperdicio, todas y cada una de las recetas que he preparado gracias a él, son de 10, y hay muchísimas recetas de muffins, tanto dulces como saladas. Hoy os traigo hoy estas muffins de yogur, limón y semillas de amapola, inspiradas en una de sus recetas. Han triunfado en la oficina, en casa y de merienda con las amigas… ¿Te animas tú también? Son muy fáciles de preparar, toma nota de los ingredientes 😉

Muffins de yogur, limón y semillas de amapola

Ingredientes para preparar la receta de muffins de yogur, limón y semillas de amapola (14 muffins)

1 1/4 tazas de yogur

1 limón (su ralladura y su zumo)

2 tazas de harina

1/2 taza de azúcar

1 1/4 cp levadura química

1 cp bicarbonato

1/4 cp sal

2 huevos L

5 cs de mantequilla derretida

1/2 cp de extracto de vainilla

2 cs de semillas de amapola

Azúcar moreno


Cómo preparar la receta de muffins de yogur, limón y semillas de amapola

Precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo. En un bol mezclamos la harina, el azúcar, la levadura, el bicarbonato, la sal, las semillas de amapola y la ralladura de limón. Hacemos un agujero en el centro y añadimos el yogur, los huevos ligeramente batidos, la mantequilla, el zumo de limón y la vainilla. Mezclamos hasta que esté todo bien integrado.

Ya tenemos nuestra masa preparada. Ahora, en una bandeja para muffins, colocamos las cápsulas de papel. Yo utilicé cápsulas de papel rizado y además, unas cápsulas muy chulas de monstruitos que compré en Tiger. Llenamos las cápsulas sin llegar al borde, 3/4 partes de su capacidad. Espolvoreamos azúcar moreno por encima.

Metemos al horno y bajamos la temperatura a 180º. Horneamos durante unos 20 minutos, cuidando que no se nos quemen. Si tienes dudas de si están ya hechas, introduce un palillo en el centro de la muffin y si sale limpio, ya las puedes sacar 🙂

Sacamos la bandeja, dejamos reposar unos 5 minutos y sacamos las muffins de la bandeja para dejarlas enfriar sobre una rejilla. Ya las tienes preparadas, ¿has visto qué fácil? 😉

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario