Muffins de plátano y pepitas de chocolate

¡¡Hola chic@s!!

Hoy os traigo unos muffins de plátano y pepitas de chocolate que os encantarán.

Para hacerlos, se necesita plátanos que estén maduros, que estén negritos por fuera pero dulces y ricos por dentro. Es una buena manera de aprovechar los plátanos si no nos gustan comerlos tan maduros.

Las pepitas de chocolate pueden ser  como más os gusten, chocolate con leche, chocolate negro o incluso chocolate blanco. A mi para esta receta me gustan más las de chocolate negro, ya que tienen un sabor más intenso que contrasta con el sabor del plátano.

Muffins de plátano y pepitas de chocolate

Ingredientes (para unos 6 muffins):
  • 1 huevo.
  • 1 plátano maduro.
  • 50 gramos azúcar moreno.
  • 50 gramos aceite girasol.
  • 1 cucharada de esencia de vainilla.
  • 2 cucharas (unos 10 gramos) de levadura química.
  • 100 gramos de harina.
  • Pepitas de chocolate.
Preparación:
  1. Precalienta el horno a 180 ºC y prepara los moldes poniendo cápsulas para muffins, si no tienes cápsulas basta con engrasar el molde con mantequilla derretida.
  2. Primero mezclamos el azúcar con el huevo y batimos bien hasta que quede homogéneo.
  3. Luego añadimos el plátano machacado y el aceite de girasol y seguimos mezclando.
  4. Añade a la mezcla la esencia de vainilla.
  5. Ahora hay que ir añadiendo la levadura y la harina tamizada. La vamos incorporando poco a poco y mezclando al mismo tiempo, hasta que se nos quede una mezcla homogénea. La pasta resultante  de esta mezcla será espesa pero al mismo tiempo suave.
  6. Repartir la mezcla  en los moldes para muffins  con la ayuda de dos cucharas (una para coger porciones de la mezcla y la otra para desprender la pasta de la primera cuchara).
  7. Echa por encima las pepitas de chocolate. También puedes añadirlas a la mezcla si quieres más sabor a chocolate.
  8. Hornea los muffins en el horno precalentado a 180 ºC durante 20 -25 minutos aproximadamente. Estarán hechos cuando hayan aumentado su volumen y estén ligeramente dorados. Para asegurarnos, se pinchan con un palillo en el centro, y si el palillo sale limpio estarán en su punto.
  9. Deja que los muffins se enfríen sobre una rejilla unos 10 minutos antes de desmoldarlos. Después sácalos de los moldes y deja que terminen de enfriarse sobre la rejilla.
  10. ¡¡Y a disfrutar!!
¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario