Receta para preparar sopa castellana o sopa de ajo

¡¡Muy buenas cocinillas!! Parecía que llegaba el calorcito (al menos por Madrid), pero no, han vuelto a bajar las temperaturas, y en días así me encanta tomar calditos, cremas o sopas para cenar. Esta sopa castellana o sopa de ajo es ideal para estos días, ya que encima es muy fácil de preparar y por muy poco dinero. ¿Quieres saber cómo prepararla?

Sopa castellana o sopa de ajo

Ingredientes para preparar la sopa castellana o sopa de ajo (4 personas)

  • 75 gr de jamón en taquitos
  • 8 rodajas finas de pan del día anterior
  • 4 huevos
  • 1 l de caldo o agua con una pastilla y media de caldo de pollo
  • 5 dientes de ajo
  • 1 cs de pimentón
  • AOVE, sal

Cómo preparar la sopa castellana o sopa de ajo

En primer lugar, preparamos los ingredientes. Pelamos los ajos y los cortamos en láminas finas, cortamos el pan en rodajas finas y ponemos el caldo a calentar. Si no tenemos caldo preparado, en una olla calentamos un litro de agua y cuando empiece a hervir, echamos la pastilla de caldo desmenuzada.

En una cazuela ponemos un chorrito de aceite a calentar. Echamos los ajos y dejamos hacer, con cuidado de que no se nos queme. Añadimos los taquitos de jamón, rehogamos un par de minutos y echamos las rodajas de pan. Dejamos tostar el pan otro par de minutos y apartamos la cazuela del fuego. Echamos la cucharada de pimentón y removemos bien. Dejamos al fuego de nuevo, damos un par de vueltas y echamos el caldo caliente. Echamos un pellizco de sal. Bajamos a fuego bajo-medio y dejamos cocinar durante unos 20 minutos.

Antes de servir la sopa, echamos los huevos, removiendo bien y dejando unos 5 minutos que se hagan bien. Ya puedes disfrutar de esta deliciosa sopa con el sabor de siempre 🙂

Consejos para preparar la sopa castellana o sopa de ajo

Esta receta es muy cómoda de preparar, así que cuenta unos 30 minutos antes de comer o cenar para saber que la tendrás recién preparada.

Puedes hacerla vegana quitando el jamón y sustituyendo el caldo de pollo por caldo de verduras.

Puedes preparar esta cantidad para dos personas también, y ya tienes la cena lista para el día siguiente, estoy segura de que la pillarás con ganas 😉

Como habrás comprobado, no he añadido apenas sal a la receta. El jamoncito ya le da un toque salado, y el caldo también, así que más vale echar poca y luego rectificar que pasarnos.

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario