Ternera en salsa de tomate, receta casera

Hoy os traigo un guiso ideal para estos días de frío. ¿Qué mejor que reconfortarnos con una deliciosa y sabrosa ternera en salsa de tomate? Con un sofrito de puerro, cebolla y pimiento aromatizado con vino blanco… Un poco de caldo, salsita de tomate… Mmmmm… Es perfecta para llevar al trabajo en el tupper acompañada de un vasito de arroz al microondas para completar la comida. ¿Quieres saber cómo prepararla? Toma nota de los ingredientes y de cómo se prepara, verás que está de rechupete 🙂

Ternera en salsa de tomate

Ingredientes para preparar ternera en salsa de tomate, receta casera (3-4 personas)

  • 500 gr de ternera cortada en dados
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 2 hojas de laurel
  • 1/2 pimiento italiano
  • 1/2 puerro
  • Harina para rebozar
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1/2 vaso de caldo de pollo
  • AOVE, sal, pimienta
  • 1 lata pequeña de tomate triturado
  • 1 cp azúcar

Cómo preparar ternera en salsa de tomate, receta casera

En primer lugar, salpimentamos la carne. A continuación, preparamos las verduras. Para ello, quitamos la piel de la cebolla y la troceamos, lavamos y troceamos el pimiento y quitamos la capa externa del puerro y lo partimos en rodajitas. Pelamos la zanahoria y la troceamos. Ya tenemos nuestros ingredientes preparados 🙂

Una vez tenemos los ingredientes preparados, en una olla ponemos a calentar un chorrito de aceite, y una vez caliente, echamos la carne para dorarla. Después, apartamos a un plato con papel de cocina para absorber el exceso de grasa. Espolvoreamos harina por encima y reservamos.

A continuación, en la misma olla, echamos otro chorrito de aceite y preparamos el sofrito. Para ello echamos la cebolla con el puerro y los dos dientes de ajo y un pellizco de sal. Después dejamos hacer durante unos 5 minutos y echamos el vino blanco. Reducimos durante un par de minutos y añadimos el pimiento y la zanahoria. Dejamos unos 5 minutos y echamos el tomate triturado y el caldo de pollo. Una vez empiece a hervir, echamos la carne y bajamos el fuego. Finalmente dejamos hacer durante hora y media o hasta que la carne esté blandita, a fuego bajo, removiendo de vez en cuando para evitar que se nos pegue.

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario