Pisto manchego

No puedo decir que me guste el pisto desde siempre. De pequeña odiaba los pimientos, no soportaba el sabor que tenían… Hasta que un buen día… Todo cambió 🙂 Ahora no puedo resistirme ante un buen pisto o unas patatas a lo pobre con pimiento verde (prontito pondremos la receta). El que más me gusta es el que prepara mi madre, solamente con pimientos y tomate, aunque la receta original del pisto manchego lleva más verduras, como cebolla, o un poco de calabacín o berenjena (entonces lo llaman pisto de berenjena), según las verduras que estén de temporada. De hecho, buscando información por internet, he visto que lo fundamental es que lleve tomate y pimiento, el resto de verduras, como he comentado antes, según temporada, y así os lo presento yo 🙂 Así que os dejo la receta que seguimos en casa, la que hace que se me abra el apetito con tan solo recordarlo 🙂

Pisto manchego

Ingredientes para preparar pisto manchego, receta casera

5 pimientos italianos

1 lata grande de tomate triturado

½ pimiento rojo

AOVE, sal

1 cs azúcar

Cómo preparar pisto manchego, receta casera

En primer lugar, lavamos y troceamos los pimientos en trocitos pequeños. A continuación, calentamos en una olla un poco de aceite, y cuando esté caliente, echamos los pimientos troceados. Sofreímos durante diez minutos, a fuego medio-alto, removiendo de vez en cuando, hasta que se ablanden. Añadimos el tomate triturado y echamos una cucharada de azúcar. Finalmente, dejamos hacer durante unos 40 minutos a fuego medio, hasta que la salsa de tomate se haya espesado. Ajustamos de sal. Ya lo tenemos preparado, ¿has visto qué sencillo? 🙂

Como he comentado más arriba, el pisto puede llevar más verduras, como calabacín o berenjena, pero en casa solemos tomarlo solo de pimiento y tomate, y personalmente me gusta mucho más el sabor que tiene de esta manera. Acompañado de huevos fritos, huevos revueltos, carne a la plancha… Mmmm… ¡¡Se me hace la boca agua!! Como suelo prepararlo también es con carne de cerdo. Para ello, cuando echamos el tomate lo dejamos unos 10 minutos hacerse con los pimientos, y después echamos la carne de cerdo troceada y salpimentada. Dejamos hacer hasta que la carne esté tierna.

Si queremos añadir más verduras, las añadimos junto a los pimientos, dejamos hacer unos 15 minutos y echamos el tomate, siguiendo el resto de la receta.

¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario