Muffins de calabaza con caramelo salado

Sé que muchos os preguntaréis… ¿¿Caramelo salado?? ¿¿Acaso puede estar bueno?? Pues os aseguro que SÍ. Buscando recetas, mi amiga Myriam me recomendó probar el bundt cake de calabaza con caramelo salado de Alma Obregón. Mi respuesta fue… ¿¿Caramelo salado?? Jajaja, y vaya con el caramelo salado 🙂 Como me iba de viaje a mi querida Murcia, pensé que mejor que en forma de bundt cake, iba a preparar unas ricas muffins de calabaza con caramelo salado, para repartir amor por el camino y por mi querida huertica murciana 😉

Nunca había probado el caramelo salado, y mientras lo preparaba… Me di cuenta de que estaba preparando toffee (bien por mí, jajaja), que llevaba tiempo queriendo probar, y también comprobé lo bien que le queda la cucharadita de sal Maldon a este caramelo… Es que está para chuparse los dedos, para comerlo a cucharadas y… Mejor que no te sobre mucho o si no ya sabes dónde terminará 😉 Lo bueno es que puedes conservarlo en la nevera, y usarlo para más recetas… O para utilizarlo en un ataque de locura de azúcar y ponerte las botas… Para ponerlo sobre pan tostado… Mmmmmmm…

Podéis hacer la misma receta para hornear un buen bundt. Si optamos por hacerlas en un bundt o en otro molde de bizcocho, recuerda engrasar con ayuda de un spray antiadherente o con mantequilla/aceite y harina. En el caso del bundt, una vez echada la masa, golpearemos el molde sobre la mesa (poniendo un trapo sobre la misma), para evitar que se queden burbujitas de aire dentro de la masa y que se extienda bien la masa por todo el molde.

Bueno, me dejo de parloteo y os dejo la receta, ¡¡veréis qué cosa más buena!! Jugosos, deliciosos… Mmmmm 🙂

Muffins de calabaza con caramelo salado

Ingredientes para preparar muffins de calabaza con caramelo salado (24 muffins aprox.)

400 gr de harina de todo uso

2 cp bicarbonato

2 cp speculoos (es una mezcla de canela, clavo, cardamomo, jengibre, pimienta blanca y nuez moscada)

250 gr de mantequilla a temperatura ambiente

500 gr de azúcar

3 huevos L

1 bote de puré de calabaza

150 ml de leche a temperatura ambiente

Caramelo salado

Cómo preparar muffins de calabaza con caramelo salado

En primer lugar precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo… Y nos ponemos con la masa 🙂

A continuación tamizamos la harina con el bicarbonato y las especias. Reservamos.

Batimos bien la mantequilla con el azúcar, hasta que nuestra mezcla blanquee. Añadimos uno a uno los huevos y después el puré de calabaza. Cuando esté todo bien integrado, añadimos la mezcla de harina que tenemos del principio, alternando con la leche, hasta que tengamos todo bien mezclado. ¡Ya tenemos nuestra masa lista para hornear!

En una bandeja para muffins, ponemos cápsulas de papel rizado o las engrasamos con mantequilla o aceite de girasol y espolvoreamos un poco de harina para que no se peguen. A continuación, con ayuda de una cuchara de helado, echamos la masa en nuestro molde, no llenando más de 3/4 partes de las cápsulas.

A continuación metemos al horno a media altura y bajamos la temperatura a 180º. Dejamos hacer durante unos 15-20 minutos, hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio (pero recuerda no abrir el horno hasta que hayan pasado los primeros 15 minutos). En el caso del bundt, dejamos hacer durante unos 50 minutos o hasta que el palillo salga limpio.

Finalmente sacamos del horno y dejamos reposar dentro del molde durante unos 5 minutos en el caso de las muffins y durante unos 15 minutos en el caso del bizcocho o bundt cake. Una vez pasado el tiempo de reposo, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Por último, mientras se hacen las muffins en el horno, podemos ir preparando el caramelo salado según indica la receta. Una vez esté a temperatura ambiente, podemos proceder a decorar nuestras muffins o nuestro bizcocho… ¡¡Que aproveche!!

 

¿Qué te ha parecido?

Un comentario sobre “Muffins de calabaza con caramelo salado

Deja un comentario