Tarta red velvet

Tarta red velvet… ¿te suena? Es una tarta de chocolate… ¡¡Roja!! Originalmente el rojo se debía a que le ponían remolacha al bizcocho… Pero se puede hacer también con colorante alimentario, que es de la forma que la he preparado yo.

La primera vez que preparé red velvet fue en forma de cupcakes… Mis primeros cupcakes… Ya pondré la receta prontito 🙂 La receta la saqué del blog de Alma Obregón, aunque he hecho alguna modificación… Y la cobertura de queso también la he cambiado un poco (¡¡Qué rica!!).

Esta tarta se fue directa a una fiesta del bebé de una amiga, ¡¡Que en una semanita sale de cuentas!!

Tarta red velvet

Ingredientes para preparar la receta de tarta red velvet casera

  • 120 gr de mantequilla fundida
  • 300 gr de azúcar
  • 300 gr de harina
  • 2 huevos L
  • 2 cs esencia de vainilla (cs = cucharada sopera)
  • 1 cp bicarbonato
  • 2 cs cacao en polvo sin azúcar (utilizo uno de Valor en lata) (utilizo el de Hershey’s, permite un rojo más intenso)
  • 250 ml leche entera
  • 2 cp zumo de limón (cucharadita de postre)
  • 2 cp vinagre de vino blanco
  • Colorante alimentario en gel rojo (utilizo de la marca Wilton) (utilizo el red extra de Sugar Flair)
  • Cobertura de queso

Cómo preparar la receta de tarta red velvet casera

Cómo preparar el buttermilk para la tarta red velvet casera

Lo primero de todo es preparar el buttermilk, mezclando en un vaso la leche con el zumo de limón. Removemos y dejamos reposar unos 10 minutos. Tamizamos la harina con el cacao en polvo y lo dejamos preparado para el siguiente paso.

Cómo preparar la masa de la tarta red velvet casera

A continuación nos ponemos con el resto de la masa. Para ello, batimos los huevos e incorporamos el azúcar. Mezclamos bien y agregamos la mantequilla (a temperatura ambiente). Seguimos batiendo. Vamos alternando a esta masa la mezcla de harina y cacao con el buttermilk, mientras seguimos batiendo (velocidad baja). Mientras, en un vaso mezclamos el vinagre con el bicarbonato (veremos que empiezan a salir burbujitas) y lo echamos en la mezcla anterior. Seguimos batiendo y añadimos la vainilla y el colorante, hasta que esté todo bien integrado, que no queden partes de la masa marrones y el resto rojizo…

A continuación engrasamos un molde desmontable con mantequilla y espolvoreamos cacao en polvo… O lo forramos con papel sulfurizado (como es mi caso). Echamos la masa en el molde y metemos en el horno previamente calentado a 200º. Bajamos la temperatura a 180º y horneamos durante unos 50 minutos (al menos en mi caso, pero a partir de 30-40 minutos ve comprobando, pinchando con un palillo en el centro del bizcocho para ver si está hecho o no). Una vez pasado el tiempo, dejamos enfriar en el molde y luego desmoldamos y pasamos el bizcocho a una rejilla y mientras preparamos la cobertura de queso.

Cómo decorar la tarta red velvet casera

Una vez fría, si vemos que el bizcocho está muy abombado, cortamos la parte de arriba para aplanarlo y la reservamos para una futura decoración. Partimos el bizcocho por la mitad longitudinalmente y situamos la base sobre el plato de presentación. Ponemos una buena capa de cobertura de queso y tapamos con la otra mitad del bizcocho. Con ayuda de una espátula (o un cuchillo de cortar el pan en mi caso, ando falta de materiales… Ejem ejem…) decoramos con la cobertura de queso, pero no la ponemos toda. Metemos la tarta en la nevera una media hora (metemos la cobertura que sobra también) y pasado el tiempo volvemos a poner más queso crema sobre la tarta (está buenisísísísímo, di buena cuenta del que sobró… Ñam, ñam, ñam).

Por fin… ¡¡Ya tenemos nuestra red velvet lista!! Solo falta decorar, si quieres con fondant, haciendo figuritas, o aprovechando la parte que hemos cortado antes del bizcocho (la trituramos y ponemos por encima las miguitas)… ¡¡Está de chuparse los dedos!!

Decoración tarta red velvet Decoración tarta red velvet

¿Qué te ha parecido?

9 comentarios sobre “Tarta red velvet

  • el 10 diciembre, 2014 a las 18:03
    Permalink

    Ah, pues con el colorante Wilton sí que se queda bien! Que Alma decía que no había forma y que mejor el de sugarflair, la pensaba hacer para Nochevieja, es decir, mi cumple XD Ya te contaré

     
    Respuesta
    • el 10 diciembre, 2014 a las 18:06
      Permalink

      ¡Hola Myriam! Sí que se queda bien, aunque a lo mejor con el Sugarflair se queda mejor… por si las moscas me lo pido para Reyes, tengo que hacerme una wishlist repostera, jajaja. ¡¡La tarta está de rechupete!! Verás como triunfas 😉 Y la cobertura de queso crema con más queso crema… buffff… a cucharadas me comí lo que sobró ^_^

       
      Respuesta
  • el 12 diciembre, 2014 a las 15:11
    Permalink

    Comerse el frosting que sobra a cucharadas es uno de los grandes placeres de la vida

     
    Respuesta
  • el 15 diciembre, 2014 a las 14:40
    Permalink

    Yo tengo un colorante rojo en gel, servirá para esta receta? Ya sabes que lo mio es lo salado, las albóndigas y las salsas, pero en este tiempo quiero probar a hacer algo bonito xD

     
    Respuesta
    • el 15 diciembre, 2014 a las 17:20
      Permalink

      ¡Hola María! Sí, el colorante que yo uso es en gel, de la marca Wilton. Los líquidos no dejan ese color y además le estarías añadiendo más líquido a la receta, habría que contrarrestar con algo más de harina.

       
      Respuesta
    • el 15 diciembre, 2014 a las 17:20
      Permalink

      Por cierto, que sepas que sigo acordándome de las albóndigas de pavo… A ver si me animo 🙂

       
      Respuesta
  • el 16 noviembre, 2016 a las 10:28
    Permalink

    Me encanta tu receta de la Red Velvet!! Ya la he preparado varias veces, es super fácil y siempre un éxito!!! Esta vez creo que voy a atreverme con las cupcakes 🙂

     
    Respuesta
    • el 16 noviembre, 2016 a las 10:57
      Permalink

      ¡Muchas gracias Marta! La verdad es que está riquísima, ya nos contarás qué tal con los cupcakes 😋

       
      Respuesta

Deja un comentario